Thursday, February 01, 2007

Hipocritas


Esta era una vez que un honorable juez de la república, cansado de la intolerable convivencia con la mujer que alguna vez amó pero que ahora detestaba solicitó el divorcio, siendo tramitado en forma tan expedita por sus colegas, que en solo 8 días era de nuevo un hombre libre. Entonces se elevaron las voces de los fariseos de siempre condenando el hecho, alegando favoritismo, argumentando que existen personas comunes y corrientes que llevan más de 2 años esperando solucionar su situación, que se habian saltado etapas, que había que iniciar una investigación, que los cimientos mismos de la probidad nacional se habían deteriorado. La cara del honorable juez fue profusamente difundida por todos los medios de comunicación y se esperan las penas del infierno para él. Fin de la historia.
Lo único que no se hizo fue destacar la verdad y la verdad es que este hecho demostró que el trámite de divorcio sí se puede efectuar en 8 días y que si se demora años es sólo por la ineptitud y la falta de voluntad de los funcionarios encargados del asunto. Es en el caso de éste juez el único en el que se aplicó la ley como debe aplicarse, en conformidad a su letra y no imbuida por el moralismo barato propiciado por algunos sectores de nuestra sociedad, especialmente por la siempre siniestra iglesia católica encabezada por el humorista Errázuriz. Este caso demostró que la ley de divorcio puede ser efectiva si se aplica en conformidad, sin llamados a avenimientos, sin el discurso moralista de la indisolubilidad, sólo la ley. Exijamos como ciudadanos pagadores de impuestos el mismo trato que al juez express, toda la chimuchina mediática está destinada a ocultar la verdad, podemos divorciarnos en 8 días y eso es lo único rescatable de todo este nefasto episodio.

Monday, January 08, 2007

Santiago ¿Una ciudad cosmopolita? Pura mierda


Mi intención era escribir sobre La Cumbre del Rock chileno, gran evento al que tuve la suerte de asistir el sábado, pero una vez más la triste realidad de éste pequeño paìs de mierda me obliga a cambiar el tema.
Todo lo disfrutado del concierto se me fue al carajo al momento de querer volver a mi casa, el concierto terminó a la 1.20 de la mañana, hora prudente para un día sábado, pero grande fue la sorpresa de los màs de 40 mil asistentes al evento al comprobar que fuera del Nacional habían estacionadas DOS MICROS. No bromeo, dos micros para 40 mil personas, obviamente las dos micros fueron tomadas por asalto y se fueron, y los miles y miles de asistentes que ganamos un sueldo de mierda y no nos da para auto, cagamos nomás, lo peor es que en el grupo en el que yo andaba estaba el hijo de 11 años de mi novia, raja de cansado por quer venìa de un paseo. Se me ocurrió tomar un taxi para acercarnos al centro donde presumiblente tendría que haber locomoción, era sábado, sonaba lógico. Dos horas después de mi idea o sea cerca de las cuatro de la mañana pudimos tomar un taxi por fin e ir hacia Plaza Italia, pero cuando llegamos pudimos divisar UNA MICRO, y cientos de personas que habían tenido la misma idea de ir del estadio a Plaza Italia. Chicos, estoy hablando de la ciudad capital de Chile en un día sábado por la noche y no tenís en que cresta movilizarte ¿Acaso el carrete sabatino es privativo para los que tienen auto?. Sólo despues de varios codazos, insultos escupitajos y demases logramos subir a una micro que nos dejó en Las Rejas porque lógicamente a esa hora no van a hacer el recorrido completo, de ahí colectivo y acostarse cerca de las CINCO DE LA MAÑANA habiendo salido del estadio a las 1.30.
He tenido la suerte de estar fuera del país más de una vez y puedo asegurar que en otras partes no pasa esto que es de un provincialismo rasca. Sin ir más lejos en Buenos Aires el metro funciona las 24 horas, los troles corren toda la noche los fines de semana y con recorrido normal, nada de cortes truchos, se puede carretear hasta la hora del queso y siempre podrás volver a tu casa y después pelamos a los argentinos por que son creídos, tienen motivos para serlo ya???? Lo que no entiendo es como hay pelotudos que profitan de nacionalismo y dicen que esta mierda de país es lo mejor. El Transantiago está resultando una verdadera farsa, se suponía que los buses oruga debían funcionar hasta las 1 de la madrugada los días de semana y puedo asegurar que no es así, todas las capitales del mundo tiene vida nocturna excepto este Santiago picante, donde los alcaldes determinan hasta que hora puedo tomarme un copete y los micreros hasta que hora puedo carretear. La próxima vez que haya un evento en el Nacional lo pensaré 10 veces antes de ir a menos que lleve un cerro de plata para poder volver a mi camita sano y salvo. Lo único que puedo decir es: Señores turistas pasen de largo de esta ciudad de mierda, los van a cogotear, los van a hechar de los locales a la hora que los alcaldes se les pare y lo peor es que despues de cierta hora van a tener que caminar no más pal hotel y si pillan un taxi les va a cobrar pa comprarse un motor nuevo VIVA CHILE MIERDA.

Wednesday, December 20, 2006

El descriterio, requisito para ser juez en Chile


No es que la noticia del asesino del bate de béisbol me haya sorprendido, es casi pan de cada día enterarse por las noticias de las detenciones de delincuentes con "amplio prontuario policial", como dicen los cursis conductores de noticiarios y a uno que es un simple ciudadano que se saca la cresta en la pega, no le cabe en el mate el porqué un tipo que ya ha asesinado a tres personas está libre para ir por la cuarta.
Y esto no sólo se ve por la TV, en mi lopradino barrio también. El traficante del sector lleva años en su floreciente negocio, todo el mundo lo ubica, todos saben que les vende basura a niños, varias veces yo mismo he visto como lo arrestan y se lo llevan y como al otro día o al día subsiguiente está de nuevo en la esquina vendiendo, auspiciado por cierto por el descriteriado que lo dejó en libertad y que se autodenomina Juez de la República. Hace pocos días los chilenos fuimos testigos de como el propio director de la Policía de Investigaciones detuvo a una pareja de ladrones sorprendidos infraganti robando una tienda y de como esa pareja de delincuentes en pocas horas ya había recobrado la libertad ¿Ese es el trabajo de un juez?¿Poner en la calle en el menor tiempo posible a delincuentes de todo tipo?. He escuchado algunas autoflagelantes voces argumentar que un juez está para aplicar la ley y nada más y que la imperfección de las leyes lo ata de manos.
Que argumento más falaz, por favor, la palabra juez viene de justicia y la primera labor de un juez, es la de impartir justicia. Es cierto que las leyes penales no son perfectas, que son arcaicas, que urge un cambio, pero también es cierto que la labor del juez es aplicar esas leyes imperfectas con su mejor criterio. Ese criterio ya está demostrado por la existencia de la famosa puerta giratoria para los delincuentes. Y eso que no he tocado el tema de los Derechos Humanos durante la dictadura que daría para largo, sólo quiero preguntar ¿Cuántas vidas se habrían salvado sin la cobardía y complicidad de la mayoría de los jueces de la época?
Lo de hoy sólo ha sido la guinda de la torta, ¿Alguien sabe cuánto gana un juez? yo no, pero puedo asegurar que no debe ser poco, se critica a los parlamentarios de ganar millones trabajando poco, es cierto, pero yo prefiero gente que trabaje poco antes de gente que trabaje mal. Hoy un Juez de la República nos ha dicho a todos los chilenos que un animal que mató a un joven deportista, decente, estudioso, querido por todos los que lo conocían, a golpes de bate, con premeditación y alevosía, no es un peligro para la sociedad, un animal que después de matar a un joven inocente se fue a celebrar su cumpleaños con sus amigos, sin ningún tipo de remordimiento y que cuando fue detenido declaró muy suelto de cuerpo:"Yo lo hice porque estaba curado".
Es a este animal al que nuestro juez de marras lo premia dejándolo pasar las fiestas de fin de año en casita, pasándolo bonito, mientras la madre de su víctima llore la muerte de su único hijo. ¿Le van a poner una mordaza al asesino para que no tome alcohol?¿Es parte eso de la resolución de este juez tan criterioso? Recordemos que hablamos de un asesino confeso de actuar bajo la influencia del alcohol ¿Es descabellado pensar que se corre un riesgo cierto y alto de que otra persona termine asesinada? Yo realmente espero que no pase, tampoco puedo decir que si pasa quedará en la conciencia del juez en cuestión, los hechos han demostrado que conciencia es un término tan desconocido como criterio en las más altas magistraturas de nuestro pobre Poder Judicial.

Monday, December 18, 2006

Epidemia???


No he podido evitar al prender la TV hoy en la mañana para ver las noticias una sensación de pánico incontrolado que incluyó ciertos grados de parálisis, sudoración fría e incluso náuseas. Las noticias que dominaban los noticieros matinales eran puros matrimonios.
Por supuestto que yo sabía lo de la negra flaite y el futbolista, no en vano ha sido el matrimonio más mediático de los últimos tiempos y era de suponer que la prensa iba a informar profusamente del hecho. Pero grande fue mi sorpresa al enterarme que al mismo tiempo tambén se producía el matrimonio de otro futbolista y otra modelo (que raro), Jorge Valdivia y una ex bailarina de Mekano a la cual no ubico para nada pero que los medios dan por descontado que todo el mundo la conoce, en fin, pero por si fuese poco también pisó el palito el poeta y chofer del año Pablo Mackenna. Esto ya ha empezado a ser preocupante.
Todo indicaba que el matrimonio como institución en la sociedad moderna estaba condenado a desparecer, cada día estaba más demodé, los únicos que querían casarse eran los gay. La verdad que transformar el amor en un contrato legal y religioso ya estaba siendo propio del siglo XIX, la gente había entendido que el amor no siempre dura toda la vida y cuando eso pasa es menos engorroso separarse amistosamente y sin tanto trámite. Por eso que la única explicación que se me ocurre para lo que está pasando es un virus y por favor no me tilden de loco, piensen que hasta hace poco el VIH no existía, surgió de improviso y dejó la escoba, no es tan descabellada la aparición de otro virus que haga involucionar las neuronas humanas masculinas al punto de someterse voluntariamente a un montón de obligaciones legales que de ser incumplidas suponen las penas del infierno, pensiones alimenticias, régimenes de visitas, el despojo legal de una importante parte del esxcuálido sueldo que uno tiene etc. Una persona sana simplemente no podría someterse a todo esto, me aterra, de hecho ya estoy usando mascarilla como precaución y tomando todos los alimentos cocidos, pero creo que ya es tarde. Conocí a alguien y estoy sintiendo cosas, de hecho voy a dejar de escribir ahora, me voy al médico en este momento, me voy, 4-8-15-16-23-42, 4-8-15-16-23-42,4-8-15-16-23-42.......

Tuesday, December 12, 2006

El doble discurso de este lado


La muerte de Daniel López o Augusto Ugarte o como se llame el dictador daba para una fiesta nacional, pero como siempre la fiesta se aguó por los descerebrados de siempre. Esta vez fueron los cabeza de músculo del MIR los que en medio de los champañazos y los bailes empezaron a tirar piedras a las Fuerzas Especiales, que por cierto no debieron estar ahí, pero estaban. Cualquier persona con dos neuronas los habría ignorado, pero como pedir eso a una turba de primitivos que se quedaron pegados en los 60's y aún creen que los cambios sociales pasan por la expropiación total de la propiedad privada de los medios de producción y por levantar a los obreros en armas, ideas tan añejas como las dictaduras militares, estos cabezas cuadradas son los mismos que tratan de amarillos y de traidores a los que hemos tenido la capacidad de evolucionar nuestro pensamiento y de pensar cosas tan básicas como respetar las mayorías aunque esas mayorías decidan cosas contrarias a nuestro pensamiento.
Son estos tipos los que con razón denostan a Pinochet por dictador y sesino, pero estos mismos tipos elevan loas a Fidel Castro sin importarles que en Cuba hayan presos políticos, censura a la prensa y restricciones de todo tipo, incluso para desplazarse dentro del mismo país. Así como los facistas de la UDI se llenan la boca hablando de la obra modernizadora del gobierno militar, ellos se la llenan hablando de la Educación y la salud gratis en la isla, grandes logros por cierto. Lo que yo le digo a toda esta gente es que ni una sola mejora económica vale la vida de un detenido deasaparecido, el dolor de una tortura o la angustia de un exilio. Por lo mismo la maravilla de tener acceso a la educación y a la salud para todo el mundo vale un carajo si está construida en base a el terror y la persecución política. Las dictaduras son nefastas sean del sesgo que sean, Pinochet y Fidel Castro son lo mismo y ninguno merece aplausos de ningún tipo, la grandeza de Salvador Allende justamente residió en que él quizo imponer ideas, pero no por la fuerza ni el terror, cosa que jamás le perdonaron ni la derecha facista de éste país ni el imperio norteamericano los que al final lograron su caída en base al poder del dinero, la especulación y la mentira.
Ahora hay un nuevo ídolo, Hugo Chávez, que se atreve a decirle a Bush en su cara que es la reencarnación de Lucifer, mientras bajo cuerda le vende todo el petróleo que puede. Hugo Chávez que si bien ha sido elegido democráticamente, está usando el poder dado por su pueblo para implementar una serie de reformas que lo llevarán a perpetuarse en el poder indefinidamente, o sea otro dictadorzuelo bananero más.
Chicos evolucionen, despéguense, dejen de pensar (si es que pueden pensar) que tirar piedras a un pobre paco cagado de calor va a traer cambios sociales, que quebrar vidrios de un MC Donalds va a precipitar la caída de Bush, dejen de aprovechar los motivos de fiesta como la muerte del dictador para saquear tiendas y demostrar que son tan ladrones como él, en resumen dejen de cagarnos la fiesta. Hoy el intendente interpuso una querella contra todos los responsables de los destrozos del domingo y lunes, espero que ésta vez los culpables sean identificados y se les aplique todo el rigor de la ley, como espero que se les aplique a la loca pinochetista que destrozó los vidrios de un edificio y agredió al general Cheyre y a otras personas, como espero que se le aplique al imbécil perro fiel del dictador que agredió cobardemente a una periodista española. Espero eso poruqe todos son iguales, todos adoran las dictaduras, solo odian las que son contrarias a sus ideas

Monday, December 11, 2006

Me cerraste la boca


Tengo que admitir que yo era uno de los tantos hocicones que decía que tu famoso ataque cardiaco era mula, una más de tus tantas mentiras Daniel López, pero hiciste lo único digno de tu vida y te moriste. Lástima que hasta tu muerte fue parte de la estrategia de tu siniestro abogado, creador de Patria y Libertad, para que murieses sin haber sido condenado en ninguno de los numerosos procesos que se te siguen, resultó.
Lo que no te resultó Ramón Ugarte fue el deseo de pasar a la historia como el salvador de Chile, estás frito José Hiriart la historia te recordará solo como un dictador asesino, traidor, ladrón y cobarde, el mayor genocida de la historia de éste país, superando incluso a tu mentor O'higgins. Te llenaste el hocico toda tu vida diciendo que eras un soldado, en 50 años más nadie se acordará de ti como un soldado como si fue José Miguel Carrera y como lo es Juan Emilio Cheyre, un soldado no traiciona al presidente constitucional, lo asesina y toma el poder para asesinar, torturar y hacer desaparecer sistemáticamente a sus compatriotas desarmados, no eres nadie José Ramón, tus fanáticos son un puñado de dementes y cobardes que aplauden tus crímenes, que se escudan en grupos y en su dinero para agredir a la prensa impunenmente, se extinguirán pronto.
Por primera vez en mi vida desearía que la mitología judeo-cristiana fuese cierta para tener la certeza de que estarás eternamente quemándote en el infierno, ¿Duelo nacional pretendías Augusto Ugarte?, debiste ser degradado sumariamente por crímenes contra la humanidad y por traición, pero ni eso le devolverá la vida a tus miles de víctimas, púdrete maldito bastardo

Wednesday, December 06, 2006

Un relato cotidiano

CEFALEA
Hugo Malasangre

Chopin sonaba a lo lejos, como en un sueño. La vibración del aparato contra mi muslo izquierdo me trajo a la realidad. Busqué el celular a tientas, sin atreverme a abrir los ojos y contesté. La voz de Marcela me despertó por completo.

- ¿Todavía durmiendo? ¿Sabías qué está Dalí en la Estación Mapocho?
- ¿Dalí? Pensé que había muerto hace años.
- Weón pesao, me refiero a pinturas de Dalí ¿Qué dices? ¿Vamos? Salgo a las tres.

Por supuesto dije que sí, hace bastante tiempo ya que no puedo decir que no a nada de lo que Marcela me pide con tal de pasar tiempo con ella. Nos habíamos dormido abrazados, bastante ebrios por cierto. Ya habíamos bebido bastante en la casa del Brujo. El ritual de despedida de la época de carnavales había estado bastante emotivo, pero después habíamos mezclado cerveza, ron y vino en cantidades bastante apreciables. Ante la imposibilidad de caminar correctamente tuvimos que llamar a un taxista conocido de Marcela para ir desde Renca a mi departamento en Lo Prado. Ahí tenía una botella de buen ron dominicano y eso servía de incentivo para llegar pronto.
Bajamos el ron hablando de Rock y de la obra de María Luisa Bombal, Marcela fumó un cigarrillo, cosa bastante rara en ella. No sólo no fuma, siempre dice que el cigarrillo le produce asco. Echó el humo con suavidad en mi cara, acercó sus labios a los míos y los retiró a último momento, sólo porque le agradan ese tipo de juegos, se siente sexy. Yo acepto los juegos porque, claro, también me gustan. Nos dormimos abrazados en mi sofá cama casi sin darnos cuenta.
En algún momento llegaron mi hermano y su novia y nos tiraron algo encima para abrigarnos, yo no sentí nada, tampoco sentí cuando Marcela se levantó para ir a su trabajo en el Metro que no la deja libre ni siquiera los domingos, pero con el que se paga la Universidad. No sentí nada hasta la llamada que me permitiría ir a ver la obra de Dalí, a la que jamás hubiese ido a ver solo.
Mi celular me reveló que eran las 10 y 10 de la mañana, decidí tener un gesto supremo de fuerza de voluntad y levantarme. Me senté en la cama y pude sentir al mismo tiempo una fuerte punzada y un latido en mis sienes. Me quedé quieto un momento con la inútil esperanza de que se me pasara, inútil esperanza, conté hasta tres y me paré, una oleada de náusea se sumó al dolor.
Busqué los analgésicos sobre el refrigerador, pero me acordé que había tomado los últimos hacía dos días. Tenía que comprar, sobre todo después de que la ducha sólo me refrescó, sin disminuir ni una pizca mi dolor de cabeza.
Bajé los tres pisos sin apurarme, la mañana otoñal se sentía calurosa, salí del block y una luz cegadora, emanada de un sol implacable, multiplicó mi dolor de cabeza por mil. Cerré los ojos un momento para adaptarme, tenía una leve sensación de hambre mezclada con asco, mis oídos empezaron a impregnarse de los gritos de los feriantes ofreciendo sus productos, como todos los domingos había feria, se dice con razón que las ferias de ésta comuna son las más baratas del mundo, pero hoy no estaba con ánimo de compras.
Mi barrio es como muchos barrios de Lo Prado, lo componen una veintena de blocks, todos iguales, todos rojos, todos de ladrillos, todos de tres pisos, habitados por familias que a mí me parecen tan iguales como los blocks, familias que no conozco, que jamás me ha interesado conocer, familias que procrean niños que juegan en los espacios entre los blocks, espacios sin vegetación que asemejan a un desierto y que siempre me producen una sensación de desolación.
Para llegar al almacén más cercano tendría que atravesar la feria y eso podría ser un problema, teniendo en cuenta que la cantidad de alcohol en mi sangre y mi cerebro seguía siendo alta.
Entré en la feria procurando no chocar con persona, carro de feria o coche de guagua alguno. Sin ver frutas ni verduras algo me detiene. No puedo evitarlo, siempre me ha sido irresistible un paño repleto de discos, películas, juegos y música, me detengo en la música, a pesar de ser piratas las carátulas están hechas con mucho cuidado. Franz Ferdinand, no voy a preguntar cuánto vale, sé que si pregunto lo voy a comprar. No quiero gastar demás, por lo menos hoy no.

- ¿Cuánto vale? – 500

Pago y hecho el disco en mi bolsillo trasero, avanzo mirando a la gente, conozco la mayoría de las caras, sé que la mayoría conoce la mía, pero eso es todo, no hay mayor relación, no hay contacto. Palpo el disco en mi bolsillo y me insulto por tentado, pero después pienso en que a Marcela le gusta Franz Ferdinand y podremos oírlo juntos. Me gusta eso de sólo estar con ella y escuchar música, sin hablar, pero conectados. Sé que tira con el Langosta, me da lo mismo, no lo entiendo, pero no me importa. El tipo es un reconocido chanta, bastante siniestro y tiene un serio problema con las drogas, o tal vez sólo tengo celos. Bueno, si así fuera jamás lo admitiría.

- Malasangre que cara tienes.
- ¿Qué espera? Es domingo.

Juanita, amiga de hace tiempo, funcionaria de la Biblioteca Municipal desde hace muchos años. Dada mi adicción a los libros, inevitablemente terminamos siendo amigos. No en vano soy uno de los mejores “clientes” de la Biblioteca. Me ofrezco a llevarle una de las bolsas, lo rechaza con una risa.

- Con esa cara apenas te llevas tú mismo.

Me pregunta por mi hermano Álvaro, también asiduo de la Biblioteca, poeta, lo que no es raro en ésta comuna, Lo Prado tiene la mayor concentración de artistas por metro cuadrado que he visto en cualquier otro lado, pero Lo Prado es una suerte de Macondo, habitado por personajes extraños dedicados al arte, personajes que me hicieron avecindarme acá para siempre sintiéndome entre mis pares. Le digo que no sé de mi hermano desde ayer. Imagino que está con su novia Elsa, rockera a morir, pero buenita, raro. Marcela no tiene nada de buenita, es más, es un tanto hija de puta, pero creo que eso es precisamente lo que me atrae de ella.
Me despido de Juanita, nunca he sabido por que la llaman con un diminutivo, pero siempre ha sido así. Estoy frente al almacén y entro, por suerte sólo hay una persona antes que yo y ya está pagando sus cuatro panes.

-Una tira de analgésicos porfis - digo tratando de ser simpático, no me resulta.

Es la misma señora de todos los días durante los últimos nueve años y recién hoy caigo en cuenta de que ni siquiera sé su nombre, ni siquiera recuerdo haberle sonreído alguna vez. A ella la he visto sonreír, pero jamás a mí y sé que no es ella la que eligió eso, soy yo. Deja la tira de analgésicos sobre el mesón.

- Son 130 pesos – dejo las monedas justas sobre el mesón y cojo la tira.- Gracias que tenga un buen día- le digo con una sonrisa.

Me miró como si fuese la primera vez que me viera, pero sonrió y dijo “Gracias”. Ya tenía los analgésicos sólo me faltaba líquido. Caminé una cuadra más evitando el sol, me sentía algo más animado, entré al local refrescado por un ventilador, una de las decenas de botillerías que existen en ésta comuna.

- Dos latas Becker muy heladas

Pagué, salí, puse dos pastillas en mi boca y vacié una lata de un trago, destapé la otra y la tome a sorbos mientras caminaba de regreso entre las miradas divertidas de los habitantes de la feria. Llegué al departamento sin dolor de cabeza y sin náuseas, levemente mareado es cierto, pero definitivamente mejor.
Ya era hora de desayunar, puse a Franz Ferdinand en el equipo y también a calentar agua.
El café y las tostadas terminaron por afirmarme el estómago, tanto que por un momento pude bailar a saltos Dark of a Matineé, los $500 habían estado muy bien invertidos. No sentía ganas de fumar, había sido demasiado la noche anterior. El cenicero aún estaba lleno de colillas malolientes, lo vacié en el basurero. Tenía tres horas libres y me sentía definitivamente bien, llené un vaso de coca cola, y tomé a Julio Cortázar para pasar el tiempo. Disfruté el líquido y a Cortázar largo rato, hasta que tocaron la puerta.
El Grúa, con una cara peor que la que yo pude haber tenido hacía unas horas y con su ropa de trabajo bastante arrugada.

- Compadre no he dormido nada ¿Se toma un whiskicito? Dijo tambaleándose.

El Grúa un lopradino de nacimiento, habitante de la Villa Kennedy, al igual que yo trabaja en una embotelladora y a veces tiene, como yo, que visitar algunos supermercados los domingos, el problema es que cuándo lo hace curado le baja la valentía mechera y le da por robar copete. Venía con dos etiqueta roja y un Chivas. Partí a buscar hielo maldiciendo al Grúa en voz alta por venir a tentarme y decidido a tomar máximo dos vasos, más que eso pondría en peligro mi encuentro con Marcela. Por suerte el Grúa estaba tan ebrio que se le cerraban solos los ojos y apenas tomó medio vaso. Yo cumplí mi propósito y apenas terminé mi segundo whisky lo desperté.

- Grúa oye, tengo que salir- Puta que soy mala onda weón te vengo a ver y me dai filo- Weón tengo cita con una dama.

En gente como el Grúa ese argumento es infalible, abrió más los ojos y se enderezó.

- Eso es distinto compadre, échese una por mí.
- Es sólo una amiga - ¿Una amiga? Sí oh¡
-En serio es una amiga especial y si puede escoger prefiere comer langosta

El Grúa me miró con cara de no entender mucho

- ¿Langosta? Puta que caro.
- Olvídalo- dije- sólo estoy supurando por la herida- y era cierto.

Prácticamente lo saqué del departamento, la verdad es que quería estar un rato solo.

- Ándate a la mierda Malasangre, toma un regalo – dijo pasándome un etiqueta roja.

Cerré la puerta por supuesto después de tomar la botella, esperando que el Grúa bajara los tres pisos sin incidentes. Sentí que necesitaba otra ducha y la tomé. Una ensalada de tomates y pepinos aplacó el hambre y la ansiedad. Era hora de moverme, aún tenía que caminar al Metro y meterme en el personaje del hijo de puta un tanto cínico al que nada le importa mucho, personaje que me permite decirle a Marcela hasta que la amo logrando que suene irónico.
Salí y compre un par de Becker para el camino, total a Marcela le parece divertido mi eterno tufo a copete y la verdad; la verdad es que de nuevo tengo incluso ganas de verla.